sábado, 14 de abril de 2012

Tutorías estudiantiles para FoBa: una nueva propuesta pedagógica


Origen y futuro de la propuesta

En nuestras propuestas, mejor dicho, nuestro programa presentado a las elecciones desde la Agrupación Aníbal Troilo, planteamos una idea surgida de nuestra experiencia de cursada del ciclo de Formación Básica. Una idea surgida de observar y experimentar la saturación que se vive en cada curso, donde, con la modalidad tradicional, no hay docente que dé abasto. Una idea surgida de la necesidad imperiosa de sostener el nivel educativo de la institución así como de elevarlo mediante el trabajo conjunto de todos los miembros de la comunidad, apelando a la creatividad. Nos referimos a la propuesta de creación de TUTORÍAS ESTUDIANTILES para FoBa.
De más está decir que esta propuesta tuvo una gran recepción entre los estudiantes de dicho ciclo, los compañeros que se encuentran en el ojo de la tormenta, dado que, desde la creación de FoBa, las opiniones encontradas, discusiones y, a menudo, simplificaciones acerca de las problemáticas del ciclo no han cesado ni se han saldado. Hoy, nuestra posición de compromiso para con la Escuela nos lleva a plantear una propuesta concreta que convierta las discusiones en realidades a partir del trabajo conjunto entre estudiantes, docentes, trabajadores no docentes y autoridades.
Afortunadamente, ya podemos decir que hemos encontrado buena recepción de parte de las autoridades y algunos docentes, quienes también venían pensando en un sentido similar al nuestro. El futuro es promisorio pero el camino recién comienza. La presente nota tiene por objetivo explicar el proyecto dentro de un marco institucional, de modo tal que se genere la participación de los compañeros estudiantes (y de los otros claustros), requisito indispensable para el éxito de la propuesta, ya que es la participación estudiantil el centro del proyecto.

¿Qué son las tutorías?

Concretamente, el proyecto consiste en la incorporación de estudiantes de las carreras de profesorado (de Instrumento y Educación Musical) en calidad de tutores para los grupos de Lenguaje Musical de Formación Básica. No se trata, cabe la aclaración, de incorporar docentes extra para dar clases de apoyo sino de una modalidad enteramente nueva. Se trata de incentivar la formación de grupos de estudio más pequeños en el seno de los grandes grupos de Lenguaje. Cada uno de estos grupos contará con un tutor estudiantil, cuyo trabajo no se limitará a saldar las dudas y consultas que surjan de la clase general: los tutores propondrán nuevas actividades destinadas a complementar o abordar desde otros enfoques los contenidos trabajados en las clases generales; otros enfoques más accesibles a los estudiantes ya que serán elaborados por estudiantes que han atravesado FoBa recientemente. Es decir que este proyecto implica una doble participación estudiantil.


La importancia de la participación estudiantil

Salta a la vista la participación estudiantil en el sentido de que serían estudiantes de las carreras de profesorado quienes se incorporen como tutores. Su participación en el proyecto refleja, de cierta forma, el compromiso personal, vocacional y colectivo. Personal ya que desde el CEEMPA no propondríamos una modalidad semejante sin garantizar que tenga su reconocimiento como trayectoria docente; vocacional dado que el proyecto resulta una buena ocasión para desarrollar la pasión docente en un ámbito conocido; colectivo debido al compromiso adquirido con la institución, tras tantos años de estudio y de vida en la EMPA.
Pero hablábamos de una doble participación. La segunda participación corresponde a los estudiantes de FoBa. Podríamos decir que el objetivo esencial del proyecto no es generar un espacio de práctica docente (que se generará) ni tapar los baches que quedan de año a año de Lenguaje (que se taparán) ni siquiera que se aprenda más música (que, sin duda, se aprenderá). El objetivo fundamental es el de generar autonomía en la formación artística de cada uno de nuestros compañeros. La autonomía abrirá el camino hacia la formación de músicos independientes, rompiendo con las presiones propias de la relación unilineal docente-estudiante, que son aumentadas por el hecho de que en dicha relación se expresa, a la vez, la relación artista-institución; una relación de amor odio donde la institución es cargada simbólicamente a la vez como estructura que ordene la formación y como tabique que impide el desarrollo artístico. La institución no es ni una ni otra; es lo que todos juntos, trabajando colectivamente, hagamos que sea.
De aquí la gran importancia de la participación de los estudiantes de FoBa, expresada en el compromiso con la formación de los grupos de estudio. En el marco de dichos grupos tendrán la posibilidad de llegar a un encuentro equilibrado entre sus inquietudes personales y la dinámica grupal. A su vez, esta dinámica ha sido siempre sumamente fértil a la hora de generar nuevas músicos. Se trata, a fin de cuentas, de un encuentro musical y pedagógico iniciado por el docente, acompañado por el tutor estudiantil y total y completamente autogestionado por cada grupo de estudiantes. Es decir que, sin el compromiso de formar los grupos de estudio y sin cumplir con las pautas establecidas colectivamente dentro del mismo, nada de esto tiene sentido.

Marco institucional

Un poco más arriba hablábamos de que, desde el CEEMPA, no impulsaríamos esta modalidad si no tuviera su reconocimiento como trayectoria docente. A su vez, hacíamos referencia a la buena recepción por parte de las autoridades y docentes.
Al comenzar  a conversar sobre este proyecto, inmediatamente nos enteramos de que algunos docentes venían pensando en algo similar, más orientado a paliar las dificultades surgidas al interior de los grupos de lenguaje por el hecho de no ser homogéneos en su nivel de formación (que no es lo mismo que planteamos nosotros pero tampoco es irreconciliable, en absoluto). En esta conversación nos fue informada la existencia de un marco normativo que habilita nuestro proyecto. Se trata de la Resolución n° 3121 de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires. Dicha Resolución establece la estructura de “cátedras” para el nivel superior educativo y crea la figura del ayudante (alumno y/o graduado); bajo la figura del ayudante es que podemos crear la de nuestros tutores estudiantiles. Cabe destacar que la Resolución indica, como uno de los impactos de la constitución de la estructura de Cátedra, la “inclusión de formas alternativas de transposición didáctica del conocimiento”.

¿Qué establece la Res. 3121?

La 3121 establece toda una normativa para la designación de los ayudantes, dando facultades de decisión al Consejo Académico Institucional como organismo integrado por todos los miembros de la comunidad (es un ejemplo de la importancia de la conformación de un Consejo Académico Institucional o CAI). A su vez, en su Anexo I, parágrafo “Derechos” de los ayudantes, la Resolución 3121 establece que los ayudantes recibirán una constancia de sus tareas realizadas, emitida por la institución; dicha constancia será validada con su respectivo puntaje por la Dirección de Curriculum y Capacitación Educativa. A su vez, a continuación la Resolución establece la posibilidad de acceder a la ayudantía en cumplimiento de hasta un 25% de la pre-residencia establecida por la carrera de formación docente.
Es decir: existe la problemática; existen propuestas de solución; existe el acompañamiento de la comunidad; existe el marco institucional normativo que nos avala. Sólo dos cosas pueden frenarnos: la desidia y la falta de compromiso de los estudiantes. En la Agrupación “Aníbal Troilo” – Conducción CEEMPA entendemos que esas dos cosas están dejando de existir en la EMPA.
Los invitamos a leer la Resolución, disponible en la web (LINK) y en la biblioteca. Los invitamos a realizar sugerencias, críticas, propuestas por mail, en los pasillos y en cada uno de sus cursos. Esencialmente, invitamos a todos a dar la discusión y poner manos a la obra porque en nuestras manos está la solución de muchos de nuestros problemas.

CEEMPA
Centro de Estudiantes de la Escuela de Música Popular de Avellaneda

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

CEEMPA - Conducción "Aníbal Troilo"
Centro de Estudiantes de la Escuela de Música Popular de Avellaneda